Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LA SEMANA SANTA Y SUS PENITENCIAS

LA SEMANA SANTA Y SUS PENITENCIAS

Enciendo una vela. La torrija con bastante azúcar mucho mejor. Tengo que plancharle el dobladillo al hábito. Pongo a remojo el bacalao. "Padre nuestro que estás en el...". Niño, apaga la radio que hoy no se canta. Esto es mucho capirote para tan poca cabeza. Hoy la paella de marisco y con poco, que también son hijos del Señor. ¿La leche es animal?...mejor la tomo de soja. "Dios te salve María llena eres de...". Esta noche me pongo en zapatillas, total ni se me ve la cara ni los pies. Enciendo otra vela. La despensa huele a toña y pan quemado. Que sí, criatura, que el pollo también es carne. ¿Dónde habré escondido el cilicio? La tele tampoco que aunque estén haciendo "Marcelino pan y vino" en los anuncios sale mucha tentación. Tengo que hablar con la cofradía, el color del hábito no favorece nada. Garbanzos sí se puede. "Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima..." ¡Qué ganas tengo que resucite para comerme un filetón de buey aunque sea muy hecho!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Sacra -

Mil gracias, Ana, es todo un lujo recibir halagos de tu parte.
Besos grandes.

Ana -

Me ha encantado este retrato de la Semana Santa, hasta olía a cirios mientras leía.

Me gusta como escribes.

Un saludo.

Sacra -

Ya sabes, querida Rosa, que siempre intento buscar el humor allá donde, parece que sólo existe dolor y oscuridad pero que, en la mayoría de los casos es un mero formalismo moral con el que querer sentirse bien.
Gracias como siempre por tu visita y tus palabras.
Besos inmensos.

rosa -

A algunos de los que vivimos ese momento querida Sacra, se nos encoge las palabras al intentar hablar. Es algo así -muy parecido- como si alguien nos hubiera robado unos trocitos de vida... Genial retrato. Un beso

Sacra -

Si es que tantas prohibiciones no deben ser buenas, al final se les queda la cara y el estómago como los cirios que llevan entre las manos: derretidos.
Un abrazo también para ti, Manolo.

manolo rubiales -

Jejejejeje, muy bueno, amiga, ¿ves...? Yo, que soy ateo por la gracia de dios, me he "jartao" de carne durante la semana santa, vamos, que me he comido toda la que me han dejado, jejejeje.
Un abrazo primaveral.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres