Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

MÁS VERSOS DE ANTONIO PORPETTA

MÁS VERSOS DE ANTONIO PORPETTA

      

              8.

Después de larga lucha,

el tigre fue vencido.

Exhausta, ensangrentada, la gacela

contemplaba a su víctima:

en sus ojos había

una pequeña chispa de piedad.

                  19

        Lo malo de este oficio

        es que no sabes nunca donde empieza

        la sincera ficción, y donde acaba

        la fingida verdad...

        mientras oyes la voz de la locura

        llamándote muy leve

               desde las altas sombras.

De "Silva de Extravagancias"  (Calambur, 2000)

Dibujo: Aurora Pérez  http://www.amarguillo.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sacra -

Gracias, querida Isabel, siempre es un placer tenerte por estos paisajes.
Un abrazo.

isabelbarcelo -

Én la lucha, sólo las gacelas y las mujeres sienten piedad. Preciosos versos los que nos has traído, sacra. Saludos cordiales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres