Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LAS PALABRAS, LAS NUESTRAS

LAS PALABRAS, LAS NUESTRAS

Los pensamientos elevados están bien, las frases inventadas por filósofos, los engolados versos de los poetas, incluso las historias de los manuales del perfecto ciudadano. En este mundo de palabras vacías me han seducido tanto los panfletos electorales, como la composición del champú anticaspa o los libros de autoayuda que siguen vendiendo paraísos ficticios como Gólgotas ensangrentados. Las palabras me buscan desde que tengo uso de razón y yo las amo con el lascivo envite de un orgasmo fugaz y cierto, consuelo efímero del viento que anda enfermándose de amor léxico. Por eso ellas llegaron a mí así, despojadas del artificio de la gramática y el corsé de la ortografía, cuando sólo balbuceaba incoherencias en aquel mayo de revoluciones iluminadas. Ellas me nombran puta o reina, me liberan del yugo de la razón cotidiana y se entremezclan en mi saliva como volutas de vida que quisieran diluirse en la sangre aparente de los cobardes. Las palabras de los otros están bien, adoptarlas por días o siglos, también, pero sólo aquellas que se han parido con el dolor de la tinta son realmente nuestras, las que nos elevan o entierran definitivamente en el sueño mordaz de los vivos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Sacra -

Gracias, Fátima.
Besos grandes, guapa.

fatima -

Que no dejen de llegar esas palabras tan hermosas,con la que nos brindas cada dia,en este mundo tan loco.Que vivan las letras y las palabras.Besos Reina de las letras.

Sacra -

Gracias, Cybrghost.

CYBRGHOST -

Me gusta tu canto a la letras. AUnque de los ejemplos que citas que te sedujeron, sólo es creíble la formula del champú anticaspa.. y puede que ni eso.
Sigue manejando palabras así de bien.

Sacra -

Y tú sabes mucho de eso, Ángela querida... Te espero siempre en la tinta que nos habla de latidos interminables.
Besos, abrazos y una eternidad de luz.

angelitapapafrita -

Sacra mía, no hay nada que una más que el dolor. Los amores paridos con dolor son los que permanecen...siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres