Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

FLEXIÓN Y REFLEXIÓN

FLEXIÓN Y REFLEXIÓN

Y uno… y dos… ommmmmm…. el nenico que se presenta por esos nuevos matrimonios electorales parece tener buen carisma, lástima que la foto sólo llegue hasta la cintura… Y tres… y cuatro… la mejor, sin duda, la que quiere renovar el cargo… ¡¡qué de laca al viento!!... ¡¡qué cintura de avispa!!... ¡¡qué cutis terso y brillante como el de una adolescente enamorada de vida!!... (¡¡qué de bien funciona el fotochop en estos casos porque luego vas a pedirle que te arreglen la acera para que no se escoñen más abuelos y ya no la conoces!!) Y cinco… y seis… ommmmm…. y si no el otro, que ya me sé yo su vida, pared con pared veintisiete años con una prima hermana de la cuñada de su vecina paterna que tuvo que separarse de su marido porque, al parecer, recibía menos orgasmos que expectativas de futuro un parado. El caso es que lo conocía muy bien, creo que compartieron langostinos en la boda de una tía segunda y, según me contó, chupaba las cabezas con muy mala baba. Y siete… y ocho…  La otra tampoco me gusta, tiene cara de tomar poca fibra, debe ser que tanta frustración electoral le ha hecho tapón en el intestino del ímpetu y ahora está como estreñida emocionalmente… Y nueve…. y diez… y ommmmmmm….. Flexión… reflexión… ¡¡Hala, ya he cumplido con mi deber democrático y mi puesta a punto para el verano!!... aún me quedan algunos cabos por atar pero en cuanto me invites a una cerveza te los ato en un santiamén.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres