Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LAS CULPAS, EL AMOR Y EL DESEO

LAS CULPAS, EL AMOR Y EL DESEO

La culpa la tiene siempre el amor... o las hormonas... o esta desazón descarrilada que llega en el vértice de la menopausia agónica de los gladiolos. Quizás sea este conocimiento prematuro del olvido, esta auténtica magia que ahuyenta la sorpresa o ese sentido transparente que viaja líneas ferroviarias entre estaciones de llanto. Es saber de la fugacidad y el milagro baldío, la palabra imprecisa que devora el aliento o esa inusitada cruz que arrastramos a través de los siglos y las sombras como condenas insalvables sobre el estertor de los muertos sin nombre. La culpa no es del hambre ni del fuego, tampoco la tiene la lluvia ni el calendario, la culpa es de los brazos y los besos que se empeñan en seguir desbordándonos de luz la mullida cintura del alma. La culpa es del camino que nos encontró, hace años, mientras transitábamos una desbordada juventud de cicuta ambigua. Por eso ahora ya no nos quedan palabras para insultar al destino ni a la memoria tampoco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres