Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

¿PRIMAVERA?

¿PRIMAVERA? ¿Cuánto queda? ¿Vas contando las horas? ¿Cuándo va a llegar la primavera?...Hay días, como hoy, en los que una no sabe si escribir un poema de amor o un manifiesto para la protección de las mujeres maltratadas.Contarle un cuento a mi hija para que se vaya a dormir o enchufarle el telediario y fastidiarle el sueño de por vida.Salir a la calle a respirar la contaminación o envolverme, como un absurdo regalo, en mi oxigenada tristeza.Deben ser estos días de mortificadora beatitud, de hipocresía desmesurada y de recuerdos viscerales que quedan sin lavar de la memoria. La fe se ha convertido en un misil multiforme con el que aniquilar la luz.Ahora, aquél dispara sus amenazas por no se qué caricaturas de su altísimo, aquellos otros siguen ocupando y masacrando tierras que no le pertenecen por el suyo, los otros han descubierto que la no violencia que les enseñó el grande, ya no les sirve para respirar y aquí, el mismo que extorsiona, se calza un capirote y se viste con las llagas del perdón, bajo una estatua doliente. Deben ser estos días previos a la primavera en los que llueve pensamientos imprecisos, como cataratas que mojan la memoria en los deshilachados dobladillos de la libertad o, tal vez, sólo sea esta eterna costumbre mía de naufragar en los pequeños charcos del cotidiano tránsito como un frágil barco de papel y algodón.¿Cuánto queda?... ¿Vas contando las horas?... Quizás con la primavera venga, también, una nueva renovación de la esperanza  aunque, para ser sincera, yo soy más de las que gozan la melancolía del otoño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Marta Q.P. -

Solo te puedo decir que la melancolía de la primavera es mayor que la de otoño. Disfrútala.
Abrazos otoñales desde Chile.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres