Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

ME VOY...

ME VOY...

Me voy el fin de semana a Madrid. No vayáis a pensar que, de repente, me ha entrado el espíritu patrio de celebrar "San Isidro" y hacerme un esguince bailando un chotis o que, en un arrebato de locura total me vaya a celebrar la tan ya, insoportable, noticia de que el equipo merengue es campeón de liga. No... me voy a Madrid igual que me podría ir a La Coruña, a Helsinki, a la Meca o a Samarkanda. Me voy porque hay amores incondicionales que regalan instantes precisos y únicos y allá donde estén, mi corazón, ávido de kilómetros y ternura, oteará las geografías insondables del abrazo.  No buscarme, o sí, tal vez me encontraréis abrazada al mástil de la transparencia y no estaré para divagar en silencios o naufragar en llantos inventados. En la vida hay prioridades ineludibles, impredecibles, innimaginables... soñadas, deseadas, amadas... En la vida hay regalos tan preciosos que una sólo puede hincarse de pestañas y besar la tierra desde donde brotan las cerezas para bendecir, sin dogmas ni pecados, la luz que nos ilumina en la intimidad de la cercanía. Me voy... sólo tres días y prometo volver más crecida hacia el interior de la amistad. La casa queda abierta, es vuestra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

capitan garfio -

Begoña, en verdad te digo que este fin de semana a sido maravilloso y no te exagero. Sois dos de las personas mas maravillosas que he conocido, muchos abrazos y muchos besos, os quiero.

Bego -

Hace media hora, solo media hora desde que os fuísteis y ya os echo de menos como si estuviera toda la eternidad sin vosotros. Menos mal que la casa ha quedado impregnada de vuestra presencia. Ahora tendré que buscar por todos los rincones, a ver si se hubiera quedado cualquier abrazo olvidado, alguna canción infantil sin recoger... miraré en los cajones mágicos, por si acaso. Y, seguro, seguro, soñaré con ojos azules que miran, a través de sus gafas de cuento, un mundo nuevo y grande que antes no conocían. Y mañana saltaré las rayas del suelo al cruzar la calle... Y os esperaré, otra vez, con impaciencia. Volved pronto.

A do outro lado da xanela -

Sepultada por apuntes, a punto de abrir la ventana y tirar los libros sólo por el gusto de ver cómo planean, con tanto café consumido que mi sangre ya es marrón...

qué envidia me das!!!

en fin... un abrazo :)

Clarisa -

Pasadlo muy bien!!! yuhuuuuu
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres