Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

DAMIÁN VAREA

DAMIÁN VAREA

Además un día

Me tiendo en el suelo a sonreír a un cielo en el que cada estrella es un recuerdo.Pero allá abajo,a las faldas del “Mío Cid”tintinean luceros artificiales hechos luz de bajo consumo ardiendo dentro y fuera de los hogares.

Viento, oh viento que deseas desnudarme con tu caricia lóbrega mientras un árbol bosteza con hoja perenne al tiempo que retozan dos ardillas entre sus ramas,lo sé, las siento aun sin verlas.
El viejo tronco caído en mitad del camino
respira aún en el silencioy seguirá siendo vida mientras el eco de la noche no sea engullido por la ciudad..

Y tu, a terribles kilómetros de distancia,a la luz de flexo,bajo una manta naranja lees a Neruda escuchando mi voz.
Y volverás, pero mientras, se pudre el césped de la piscina municipal,siguen arrancando los árboles de tu avenida,vuelve a llover y la mugre baja flotando calle abajo como en Kalikantaki river.
El invierno envejece aún más y el polvo acabará enterrado los libros de la biblioteca.
Además un día, vendrá la muerte vistiendo una de mis chaquetas de rayas.

Damián Varea  (Elda)

http://capitanchinaski.blogspot.com/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

damian -

Esa Leti guapa, que alegría más gorda, un besaazo enorme. Nos vemos por los rincones del pensamiento

Leti -

Tú si que eres mágico Damián, que eternizas con tus versos hasta la triste hojarasca que yace entre los tímidos arcenes...
Me alegra saber que en mi camino, poestas como tú, como Sacra, como muchos otros cruzáis vuestras miradas con la mía, dándonos apoyo, sincerándonos con Dios y sobretodo con el ser humano.
Besos

damian -

Que alegría encontrarme hoy aquí en tu casa. Siempre encuentro refugio en este lugar, voces amigas, mensajes encerrados en botellas que a mí me hubiese gustado escribir y lanzar al mar, pero que hiciste tu y otros a los que también admiro.
¿Sabes? A veces las personas somos impredecibles, soñadoras y otras muchas cosas en ocasiones lindas. Cuando no puedo dormir, imagino un lugar blanco, mágico, misterioso. Un lugar poblado de gente como tu. Es un sueño demasiado hermoso como para dejarlo escapar. ¿No crees? Por eso, somos muchos los que cuando nace una ocasión, marchamos al mar o a las montañas a encontrarnos con los ojos de la noche para pedir deseos a esas estrellas caprichosas que solo muy de vez en cuando se dejan ver.

Un abrazo para ti y para toda tu familia

Damián
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres