Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

SONREÍR

SONREÍR

Sonreír porque sí...

sin miedo a las caries,

                   a los espamos estomacales,

                   a la mandíbula desencajada de un cráneo feliz.

Sonreír porque, a menudo,

se nos olvidan los pecados,

se nos enmudece la falsa conciencia,

se nos debilita el odio entre oleadas de vacunas infames.

Sonreír por nada,

     cantarlo todo,

            desnudarse libre,

                     enamorarse y, por fin, respirar.

Y, después, navegar en el llanto buscando el grial de la esperanza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Vicente -

A lo de reunirnos y recopilar un poemario tuyo, yo digo que cuándo? porque me apunto.

Al poema digo Olé!

Damián -

Holaaaaa!!!!!
Que tal guapa, perdona que no comente últimamente en tu blog, amiga. Tengo unos días tontos con el trabajo y otras memeces sin trascendencia que consiguen robarme el tiempo y las ganas.
En fin, que todos los días como quien lee la prensa o ve el telediario visito tu blog de mañana, tarde o noche. A veces sin tiempo para comentar, a veces sin saber que decir me quedo helado y sin palabras, otras por pura pereza sin más justificación.
El caso es que te sigo, aunque yo se que lo sabes, que me acuerdo mucho de tí y que a ver si nos vemos pronto y nos ponemos al día.
Un beso y enhorabuena por esa labor tuya de vocación profunda. Va a ver que plantearse reunirnos unos pocos amigos para recopilar un nuevo poemario tuyo(o catorce) porque material no falta. Un beso enorme.
Gracias de corazón por estar ahí.

capitán dickson -

El ser humano debia de ser así,unas risas,pero nos esforzamos en complicarnos la vida,y poco a poco,nos vamos olvidando de ese jarabe medicinal,que es la risa,muchos besos ,abrazos y como no...sonrisas,os quiero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres