Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LA POESÍA OPTÓ POR MÍ

LA POESÍA OPTÓ POR MÍ

Yo no elegí ser poeta,

la poesía optó por mí,

me prometió un mundo de imaginación ilimitada:

         imaginación por si vas a comer,

               imaginación por si puedes pagar la hipoteca,

                      imaginación por si el recibo del agua no llega al abuso,

                             imaginación por si tus versos no llegan

                                                                 al absurdo...

Entre miles de millones de obreros del andamio, de la mar y del terruño,

la poesía optó por mí,

me pidió abnegación sin ofrecerme nada a cambio:

               nada de des-seguridad insocial,

                      nada de contratos o despidos inapropiados,

                                nada de jubilaciones prematuras

                                                      o prácticas austeras,

                                          nada de acosos laborales

                                           o masturbaciones pecaminosas.

La poesía optó por mí,

yo sólo elegí estar viva.

               (Por eso...de vez en cuando escribo versos.)

             

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

A do outro lado da xanela -

Leyéndote un poco tarde, pero siempre con placer... espectacular poema, explicas muy bien lo que es nacer destinado a hacer algo... o por lo menos, yo me he sentido identificada (salvo por lo de la poesía, que no es lo mío).

Beso!

Manuel rubiales -

Pues si, la poesía es caprichosa y selectiva, incluso a veces celosa y golfa como ninguna, egoísta, vacilante pero.... mal de amantes, hay que aceptarla como es...


Vino y besos

aprendiz de todo -

Y la poesía sabía lo que hacía optando por ti.
Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres