Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

ME QUEDO CON...

ME QUEDO CON...

                                    A mi hija  ALMA

Me quedo con tus ojos aquí:

a la intemperie de la vida,

arropando la añoranza de este corazón

que se vuelve anciano de repente,

que se anuncia con la premura caústica del olvido.

Tus ojos que enarbolan extrañezas azules,

sorprendentes maromas, como úteros indefinidos,

que se agitan, gozosos, al calor de mis párpados

anegados de lágrimas y recuerdos imprecisos.

Me quedo con tus ojos de aliento inmaculado,

con la miel que supura tu ígnea esperanza,

con esta plenitud de océanos que me envuelve

en oleadas de cárnica premura.

Te amo más allá de lo que conocen mis neuronas,

de lo que olvidan los espamos de la memoria,

de lo que recorren las arterias que incuban

los latidos precisos del oxígeno peregrino.

Por eso me quedo con tus ojos aquí,

ellos son la fuente de mi vida... la luz de mi futuro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Rosa -

Yo soy otra de las afortunadas que se pueden quedar con ALMA.
Es bonito sentir la certeza de que un ángel se cruza de vez en cuando en mi camino, me mira, me sonrie y me da el abrazo mas sincero que pueda sentirse.
Gracias

Leti -

Indudablemente yo también me quedo con Ella. Alma vino revestida de esperanza, regálando sonrisas disfradas de posibilidades. Ella vino en el mejor momento de nuestras vidas y gracias a ella, supimos que en el mundo todo es posible. Os quiero muuucho

Clarisa -

Yo también me quedo con mi ALMA y cómo no..., con los creadores de esa mágica niña que hicieron que fuera posible su nacimiento, sus padres. Os adoro a los tres!!

Annabel -

Un regalo único de una madre a su hija. Sólo las madres podemos conocer este amor sin límites, incondicional, absolutamente puro.

Un abrazo. Un placer leerte.

Bego -

Bellísimo, como ella. Como tú.
Os quiero a las dos.

manuel rubiales -

y a ver quíen es capaz de decir ahora que un poema no puede ser un regalo eterno... Espero que tu hija guarde estas palabras bajo llave en el corazón. Es bellísimo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres