Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

DEJÉ ABIERTA

DEJÉ ABIERTA

   

Dejé abierta la puerta de mi alma

y la soledad, siempre en tránsito,

buscó cobijo en las crudas atalayas

de mi casa vacía.

Ahora, compartiendo cama y mesa,

ebrias de recuerdos ya sin ojos,

nos abrazamos en una íntima pira

de tristeza cotidiana.

Abrí la puerta de mi alma un día

y se coló la soledad, como en un tren,

sin pagar billete de regreso.

     de "La Revolución del Llanto"  (Ed.Torremozas, 1994)

 (Imagen de Anna Fioravanti - http://annafioravantiactividades.blogspot.com/)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MANUEL RUBIALES -

Como siempre, darse un paseo por tu casa es un baño de belleza. Tienes el don del verso...

Vino y besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres