Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

¡QUÉ PEREZA!

¡QUÉ PEREZA!

Me da mucha pereza codearme con los altos estamentos,

hablar de la cuadrícula perfecta que dibuja el soneto en el pentagrama de la poesía,

de los intereses bancarios en los devenires de la bolsa de Tokio

o la decadencia inminente de la fe en todas sus vertientes verdaderas.

Yo soy más de los proverbios que inventan las temibles verduleras,

de los arrabaleros efluvios que disienten los bolsillos vacíos,

de la ecuánime soledad que justifica cualquier pecado en las calle de un viejo mercadillo.

Hablar por hablar, sobre todo mal, me resulta cansado, lacónico, imperfectamente deshumano,

la oratoria vacía me predispone a la ira, me abotarga los intestinos, me incita a la nausea del olvido,

y son las almidonadas camisas engarzadas en falsa seda las que me producen acordes de conciencia irrevocable.

Yo prefiero sentarme en un parque sin columpios ni farolas

para fumarme la esperanza entre sábanas remendadas por el hambre,

deshilachadas en las colas del INEM,

desgastadas entre los vómitos de los sueños sin futuro.

Me gusta desandarme la memoria entre estas pestañas que recuerdan paraísos de luz,

desnudarme de pecados cuando el ayuntamiento cambia las alcantarillas y sube los impuestos,

hacerme virgen, de repente, entre la prostitución continua de mis besos.

Me siento mayor para aquello del protocolo,

aburrida por comerme la sopa con cuchara y sin ruiditos, 

deseando sonarme los mocos con los botones de la camisa.

Me da tanta pereza, a menudo, vivirme

que ya no sé si reivindicar una eutanasia de luz para mis cansadas neuronas

o sentarme a parir versos en las esquinas indecentes de los paritorios oscuros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Eloy Palo -

El dolor solo es proporcional a la capacidad de disfrutar y ya sabes poeta que pocos podrán beber de la copa que hay en tu mano... que cada cual apure su copa.
Un abrazo Sacra, cabalgams en paralelo aunque sea mucha la distancia.

Damián -

Querida Sacra,
es un gustazo poder disfrutar de tus crónicas poéticas. De tus pataletas hermosas de palabras sinceras.
Otro regalo más de único y exclusivo diseño Sacra Leal.


Por cierto, la foto... buenísima. Me he partido de risa.

Rubí -

Cuando no estamos agusto con la rutina de la vida diaria, nos da tanta pereza realizar las actividades. Da pereza seguír el protocolo sólo por el que dirán si no seguimos las reglas. En fin es verdad da pereza cuando realizamos las cosas sin gusto ni ganas.

Me sacaste unas risitas cuando leí:

"aburrida por comerme la sopa con cuchara y sin ruiditos,

deseando sonarme los mocos con los botones de la camisa."

Gracias por lo que nos acabas de compartir y también por la sensibilidad que pones en cada palabra.

Besitos!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres