Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

CLARISA LEAL, BIOGRAFÍA EN AZUL

CLARISA LEAL, BIOGRAFÍA EN AZUL

La conozco desde que nació y todavía la sigo descubriendo cada día como si la experiencia de amarla no se agotara nunca, como si la aventura de descubrirla se hiciera nueva cada segundo, cada latido, cada exhalación de oxígeno que impulsa luz por las avenidas sanguíneas donde transita la esperanza. Recuerdo aquel día de junio en el que la muerte rondaba el Levante y las palmeras se entregaban al a la beatitud de los ataúdes. Ella, la aventajada Parca, se agazapaba en los rincones de los quirófanos como un espectro hambriento de vida y circulaba, impúdica y salvaje, entre el cloroformo y los algodones recién rescatados del viento. La conocí entonces cuando, enganchada a un alambre de vida, se defendía del llanto con la constancia del que se sabe poseedor de la semilla que germina sobre el surco del éxito. Superado aquel primer escollo, la escalera ascendente, sigue mostrándome el firme contoneo de sus pasos precisos, de su preciosa corola renacida del grito y esa vueltas de soga, con la que a menudo nos azota la vida, y en donde ella ha sabido bordar lentejuelas de carne enamorada. Sé que el tiempo nos ha elegido para habitar el mismo siglo y que la genética hizo su milagro por compartir sangre y sábanas, pero todavía me pregunto qué debo hacer con este jardín de azucenas que ha dejado sembrado en mi corazón de eterna adolescente enamorada, mientras sigo alimentando a los jilgueros que, como miméticas campanas, llevan su nombre y su eterna resurrección prendidos en el pico. La conozco desde que nació, hace ayer mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Sacra -

Querida Rosa, deja que mi corazón te acompañe en estos tristes momentos...
Para esto se fabrican los versos, para ser bálsamo, esperanza o lágrima...
Yo también te quiero

rosa jimena -

mientras sigo alimentando "....los jilgueros que, como miméticas campanas, llevan su nombre y su eterna resurrección prendidos en el pico. La conozco desde que nació, hace ayer mismo".

No imaginas lo que suponen hoy estos versos en mi alma, querida Sacra. Gracias por ellos. Disfruta de tus hermanas, como yo disfruté de la mía hasta hace apenas una semana. Cada segundo desde que se ha ido, no he dejado de recordar los momentos dulces vividos y mientras los recuerdo, "su nombre y su resurrección seguirán prendidos de mi pico".
Te quiero.

Sacra -

Mao:
Te puedo asegurar que su corazón rebosa, de no ser así estas palabras no tendrían ningún sentido. El amor fluye en ambas direcciones, afortunadamente.
Besos.

Mao -

Qué maravilla de amor que une desde el primer aliento a la vida. Precioso Sacra. Claarissa, ¿cómo haces para que tu corazón no rebose con el amor que te toca por genética, como diría Sacra? Un abrazo a ambas por compartir los sentimientos.

Sacra -

Juana querida, casi sin proponerlo y como si de un capricho del amor se tratara, has entrado en mi vida como un soplo de bienvenida y esperanza. Ya eres parte de ese amor que no perece nunca. Bienvenida seas a esta familia que, de tan extraña, le da por escribir versos por las esquinas.
Besos grandes, inmensos.

Sacra -

Querida Morgana, la felicidad no sabe de Rh ni del flujo sanguíneo en las avenidas arteriales. Eres tú la que haces que sea fácil llegar hasta tus brazos. Te quiero con todo mi corazón, lo sabes.

Sacra -

Querida Yolanda, la grandeza sólo es obra de los corazones generosos como el tuyo. Yo sólo aspiro a escribir y escribiros para ser cronista de mi buena suerta.
Gracias... te quiero.

Juana -

Uno no termina de conocer a sus hermanos, pero sin saber porque .... los quieres con locura.
La vida compartida ese divino tesoro.
Una delicia y un placer conoceos. Gracias por vuestro inmenso cariño.

MORGANA -

Soy inmensamente feliz por llevar vuestra misma sangre.
Gracias y besos.

Yolanda -

Eres grande Sacra, precioso... besos mil

Sacra -

Aurora, claro que sé lo mucho que me entiendes, gozar del amor y el calor familiar es uno de los dones más preciados del ser humano, por eso, afortunadamente, nos hemos tenido que encontrar en la vida para certificar que es cierto.
Besos grandes...siempre.

Sacra -

Clarisa mía...nuestra...
Lo sabes, hoy sobran las palabras.
Te amamos, siempre.

Sacra -

Capitán mío... dímelo otra vez, hasta que mi oído se acostumbre pues mi alma lo sabe desde mucho antes del silencio y la nada.

Aurora -

Felicidades a las dos por ser hermanas y a las demás personas que forman vuestra familia, yo también tengo una familia maravillosa que además de familia somos amigos, así que sé de qué hablo.
Enhorabuena por vuestros logros.
Besos mil

Clarisa -

Y ahora yo.....qué digo después de estas emotivas y bellas palabras??? Simplemente gracias... Gracias a la vida (como diría la canción) por permitirme, en los últimos instantes, formar parte de ella. Gracias a mi madre por aguantar y no rendirse, por luchar y regalarme ese maravilloso aliento que hoy me hace ser la persona que soy. Gracias a mi familia que me acompaña, me respeta y me quiere ¿qué sería de mi vida sin vosotros? Sigo paseando por el sendero de la incertidumbre, pero feliz y agradecida, de teneros a todos acompañando mis pasos. Os amo!!!

Capitán Garfio -

Muy bonico..di que sí...
tan solo dile una cosa.....
Ella ya la sabe...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres