Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

EL DESEO Y EL HAMBRE

EL DESEO Y EL HAMBRE

Entrar en tus piernas como en la cocina secreta del imperfecto almíbar, con la voracidad temprana del primer aliento y la sazón justa del perpetuo olvido. Entrar reptando con la saliva lívida de las bocas hambrientas y encontrarme con tus brazos, como despensas repletas, llenándome con los merengues precisos y las voluntades sin nombre. Ser, como sin querer serlo, una sola boca detenida en el instante que precede al beso, anegada de caricias invisibles entre un holocausto de salsas con el agridulce exacto. Y abrir, junto con las caderas, el primer recetario del mundo. Un primer envite suave, como un baile de cuchara sobre las legumbres fieras... Los ojos rodando, plenos de pimienta, sobre el espesor innato de la memoria y vuelta a buscar el eje desde donde se agota la sed y se alcanza el cielo. Después, exhaustos de luz y latido, nos desmoronamos sobre los fogones indecentes del olvido para retomar aliento y vida una vez más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Sacra -

Pues eso... que hay que pensar menos y hacer más, no sea que nos pille cualquier sequía amatoria.

capitán garfio -

GUAUUUUUUU...!!!
Un beso muy muy muy glande, (jopeta, en que estaría yo pensando)

Sacra -

Sutilezas pocas,Fátima... ¡¡al ataquerrrr!!
Juana, que hay calores que son buenos, los sanitarios deberíais recetarlos más a menudo...
A disfrutar.... besos gigantes para las dos.

Juana -

¡Uf! Lo que me faltaba a mi .... con lo que me afecta el calor .... ¡guauuuuu!

fatima -

Que manera más sutil y calurosa de describir el deseo y amor que sienten dos personas,sublime.Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres