Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

UN MARTES

UN MARTES

Si me levanto con un martes

pesándome en los hombros,

y el cielo está nublado,

y la monotonía, la melancolía,

se deslizan por mi ventana...

Si abro los ojos

y no quiero recordar mi nombre,

y las neuronas, entumecidas,

desearían un letargo eterno y piadoso...

Si la luz es un reflejo de bombillas,

y la voz un oscuro dialecto

de patio vecinal,

un atronador murmullo de bocinas,

de exasperado tráfico matutino...

Si este hoy es igual a todos...

Sólo espero que vuelvas del trabajo

y me mires con los ojos llenos

de saltos de agua

y astros incandescentes.

Sólo con tu serena presencia

haces de este martes un día diferente.

                        de  "La Revolución del Llanto"  (Ediciones Torremozas-1994)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres