Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

CRECIENDO AURORAS

CRECIENDO AURORAS

                    a Aurora Pérez

 

No sé por qué siempre he pensado que a ciertas personas

les crecen alas invisibles en mitad de las pupilas.

Yo sé que el silencio es una virtud

sólo comparable a las caricias

por eso, entre el algodón y la retama,

hay manos que invitan a descrecer tormentas y sembrar auroras.

Las hay que merecen llamarse con el vocablo justo y la luz precisa,

las hay que renuevan huellas en los andamios del mundo

y abren puertas infinitas de geografías eternas.

Yo sé que tus alas son de espumas celestes,

las veo siempre que, de improviso,

te quedas pensando en la altitud de la primavera,

esa cima que vive, eternamente,

entre las huellas laboriosas que te habitan.

No olvides que sólo unos pocos

se merecen el nombre con los que los bautizan

(y yo, lo sé por propia experiencia.)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Elda -

Un beso para las dos, a la que escribe por lo bien que lo hace y la razón que tiene, a la destinataria por ser como es.

Aurora -

Gracias Sacra, qué bonito, me ha emocionado.
Laura yo también te quiero.
Besicos para todas

Fusa -

Todos los escritores tienen esas alas...

Laura -

Te digo que tienes toda la razón del mundo... y te lo puedo decir porque es mí tia y la conozco muy bien.

Un besazo

Bego -

Yo me sigo quedando de piedra pomez cuando te leo. Ya debería estar acostumbrada, pero no me acostumbro a que escribas así, con esa facilidad tan cotidiana y tan grande a la vez. ¡Uf!

Sara_yooo -

Una buena reflexión en forma de poesía. Me ha gustado.
Un saludo,
Sara.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres