Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

VIVIÉNDONOS

VIVIÉNDONOS

            A Lola y a Jesús

Todos sabemos que después de una noche amarga

viene un amanecer distinto,

no es blanco, ni es negro,

no es ni mejor ni tampoco es peor,

ni siquiera es esa idílica estampa

de un paisaje deshaciéndose en utopías fugaces.

Es... distinto.

Hay hadas a las que se les amputan las alas

para que no vuelen fuera de los límites de la cordura

pero yo sé de algunas que, aun con grilletes,

se roen los huesos para besarse a escondidas.

También sé que escupir gladiolos en mitad de las avenidas

es una infamia sólo apta para felices y poetas

por eso, eructar verdades en ágapes de orgías estelares

se sanciona con miradas esquivas y recortes de presupuesto emocional.

Pero ¿qué voy a deciros yo que no hayamos vivido

en ésta o en otras vidas?...

ya me conocéis soy de las que siempre olvida las normas  y las injurias

con el penúltimo sorbo de cerveza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

A do outro lado da xanela -

que suerte tenemos los que hemos sido destinatarios de tu talento!!

Un besazo!

Bego -

Fuera de los límites de la cordura... ahí es donde hay todo un mundo por descubrir.
Qué hermoso es encontrar personas con las que beber ese penúltimo sorbo de cerveza, para romper los grilletes y olvidar las normas.
Un beso gigante para Lola y Jesús.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres