Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

AMAMANTANDO

AMAMANTANDO

De tanto parir mariposas azules

tengo el útero desbordado de polvo de hadas.

Así, con la sencillez del que inventa un génesis

bajo un manzano que tiembla

caricias de pecados inconfesables.

Intentan que desista con pinzamientos lumbares,

con agónicos pellizcos de melancolía,

con súbitos ataques de pánico en la sonrísa.

Sólo un anticonceptivo para el odio,

un abortivo para las especuladoras neuronas,

me hará desistir de mi multiplicadora labor frutal.

Sólo estas criaturas imperfectas me harán libre

por eso sigo amamantando estrellas

cuando nadie me ve.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Bego -

Ni que decirte tengo lo que me han tocado estos versos. Bien lo sabes tú.
Y sólo tú puedes escribirlo así.
Abrazos miles.

Katia -

Qué maravilloso poema tan lleno de magia maternal. Sigue pariendo mariposas estelares, sigue esparciedo polvo de hadas por el universo, dale el pecho a las estrellas... Expándamonos en tan privilegiada tarea amorosa.

Un placer saborear tu verso.
Un beso.

manuel rubiales -

Sólo puedo decir... Hostias, ¡Qué maravilla!.
Amamantando estrellas... joder, es sublime.
Vino y besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres