Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LA ETERNIDAD

LA ETERNIDAD

                       a mi abuela María

Algún día, esta eternidad que hoy nos separa,

nos devolverá al borde del verso enamorado,

de la súplica precisa con engarces de luna,

de  la clarividencia enamorada donde suspira el aire.

Estamos destinadas a hablarnos con los iris quebrados,

con la augusta soledad de los labios que bucean

entre las lluvias que inmolan melancólicos ocasos.

Pero algún día, en algún remoto paisaje de universos limpios,

podremos sentarnos a escuchar la luz del latido,

tú sabes que la sangre nos reclama con maromas de esperanza

y el futuro abre puertas para un reencuentro de eternos abrazos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

fErNaNdo -

hermoso tu sentir, tus palabras hacen desear tener una, que no extraño pues no la tuve, una abuela... que mas que un vinculo sanguineo, sea la afinidad del amor y la compatibilidad de sentimiento...

Rubí -

Tú abuelita María desde donde está ha de estar feliz por lo que has escrito para ella.

Me enterneciste con tus palabras escritas, muy lindas.

Te dejo muchos besos!!

Leti -

Un día como hoy, hace 18 años, nos dejaste con la incertidumbre propia de los desconocidos. Echo de menos nuestras tardes de juegos y manzanas asadas y aunque para mí, fuiste una compañera de corto trayecto, sigo recordando tu mirada, perdida, ausente, buscando en algún lugar donde nadie pudiera alcanzarte. Te quiero abuela.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres