Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

LOS CHICOS DEL CORO

He llegado al teatro para trabajar y he salido bendecida, inmaculada, libre de culpa y de pecado, casi virgen desde las arterias de la luz, desde el útero sempiterno en la primera bocanada de oxígeno y vida. Estos niños me han ganado el corazón y aquí estoy, todavía sin descender del todo, prendida en un alambique donde se destila la esperanza y la ternura.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sacra -

También para mí la película ha sido un poso de ternura. Y anoche me di cuenta que la infancia es un territorio de nadie: un paraíso abocado al infierno.
¡Qué pronto olvidamos lo mucho que los niños nos cuentan y... nos cantan cada día!
Un beso Yahuan.

Yahuan -

Es de esas cosas..., de esas cosas buenas, grandes. Yo vi la película, me encantó, me quedó en su momento un sentimiento rezagado por días.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres