Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

HACERSE VIEJO

HACERSE VIEJO

Pues sí, Maripichón, últimamente me cuesta mucho escribir. Las reglas se me vienen cuesta arriba (las ortográficas y las otras) y ya voy perdiendo inspiración como si, en cada sílaba, me costara encontrar la raíz ignota del suspiro, el fonema crepuscular del abrazo o la diéresis simplista del aliento. Son muchas las preguntas y pocas las respuestas, demasiados acertijos para un corazón que, a veces, se cansa de latir de forma tan desaforada. Tanto escribir para llegar al mismo sitio: a la nada de un papel en blanco que, seguirá siendo virgen, sin los ojos del lector que los aliente. Que no, que no es cuestión de desánimo, es más bien azote de realidad, esa verdad que se nos cuela, como una culebrilla venenosa, por las arterías descreídas de nuestra alma. Y es que, además, este otoño me está siendo especialmente seco, tristemente dañino, absurdo e ilógico como hacía tiempo que no me sucedía. ¿A ver si va a resultar que hacerse viejo es ésto?...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Sacra -

Gracias, Mao, querida. A veces es que amanecen días así: preguntones, rancios, como de una amorfidad galopante... pero también, como todo, pasan dejando su poso de luz...

Mao -

¡Claro que has vivido!. Cada día, cada hora, cada segundo. La vida se consume y la naturaleza sigue su curso. Pero ahora estás ahí, expresando tanto como quieres y de la forma que puedes. De momento, en renglores plenos. Costarán más de llenar (por ir consumiendo momento a momento), pero nunca quedan vacíos porque se acumula vida (también momento a momento) ¿qué es la vejez sino eso, escribir de vida consumiendo segundos de mortalidad?
Es precioso lo escrito ¿y tú dudas de estar plenamente viva? Te quiero

Sacra -

De eso se trata, Juana y ahí andamos. Al final, sentirse así no es tan malo, te da la seguridad de haber vivido y de haber amado de forma consciente e ilimitada y eso, queramos o no, reconforta.
Gracias, como siempre, por tus palabras y tu aliento.

Juana -

Sigue esa dirección, esa que dice el Capi. es la única que merece la pena, la edad no define nada, acuérdate de José Luis Sanpedro.

Capitán Garfio -

Sigue la dirección que marca tu corazón......y olvídate de todo lo demás.....
Buena canción eh !!!!!

Sacra -

Es que resulta que, a veces, aunque una no quiera, ya no sabe si va o si viene, si tiene hambre o sueño o si, en vez de ave de corral, es sólo el gallo estático de una veleta que apunta hacia las direcciones que le marca el viento.
(Luego, si quieres, te lo explico en lenguaje "pajaril")

Capitán Garfio -

Hay que seguir, pichona mía.
Imagina si algún escritor de los que idolatras, hubiera pensado lo mismo, (que alguna vez se le pasaría por la cabeza), pero luego siguió escribiendo, para que tú lo leyeras un día.....se lo debes, nos lo debes.....
Te quiero...pichona mía
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres