Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

ANNABEL Y LAS CEREZAS

ANNABEL Y LAS CEREZAS

              a Annabel

Me he quedado enredada en la luna agridulce

de las tempranas cerezas,

en la tibia primavera de banastas enamoradas

que supuran los altares de la vida.

Acabo de venderme, toda verso,

por los acerados rincones de la utopía

como un ave difuminada que invita al llanto

de lluvias precisas en el olvido.

He buscado reencontrarme con la esperanza

para redimirme a escondidas

de los aplausos que trae el viento

en los apellidos abrazados a la luz.

Yo sé que tu nombre pende preciso

de las purpúreas lágrimas del cerezo

por eso, en mitad del océano de tus sílabas,

los horizontes tejen encuentros eternos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Annabel -

Asombrada estoy yo, ¿es a mí?
Ahora no me digas que no porque haré el más absoluto ridículo, con el pulso alterado como música de fondo.
Si soy yo miles de gracias, uf, me guardo esto y si me permites lo publico próximamente en una entrada en mi blog.
Un fuerte abrazo de aprendiza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres