Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

AMAR TAN POCO

AMAR TAN POCO

Hay que escucharse despacio

en la íntima soledad del olvido,

en la mimética pleamar del abrazo,

en el holocausto ínfimo y perfecto

de unas manos que cabalgan

pieles olvidadas por el beso.

Es así, la urgencia nos devora la memoria

y acabamos siendo juguetes olvidados

en los desvanes ausentes del latido.

     Amor, he amado tan poco que ya no sé

     si merezco las mieles de tu paraíso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Smyle -

Es demasiado fácil dejar de que el recuerdo nos absorba la memoria.

Me ha fascinado este escrito, quizás es porque estoy en el estado para ello, pero ha sido perfectamente unido.. Genial.

manuel rubiales -

Si..., la urgencia nos devora los pensamientos pero, puede ser, que también nos alimente el fuego necesario para que ardan las calderas con las que seguir tirando del corazón, o del alma, o del destino...
Vino y besos

Ana Maria -

"la urgencia nos devora la memoria" extraordinario pensamiento
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres