Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

ME CRECE LA VIDA

ME CRECE LA VIDA

Me crece la vida a borbotones de luz.

Ayer mismo, como sin darme cuenta,

amanecí inmersa en un bosque de frondosas auroras,

raíces estelares ,como galaxias inmensas,

que invitan a la quietud de los jilgueros breves de la esperanza.

Alguien habló, durante mis sueños,

de esa extraña  metamorfosis que nos convierte en árboles

cuando hemos llegado a la maduración necesaria de los años cumplidos.

Tanto amaste, tantas ramas se elevan hacia el éter preciso del silencio.

La eternidad, entonces, se diluye en plumas, en nidos ociosos de quietud permanente

y sólo importa la prisa por besar el enigma de los frutales futuros.

Estoy alegre pues, sin insistir en esperanzas banas,

me crece la vida a borbotones de luz.

                                      (Imágen de Nicoletta Ceccolini)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

David -

Me encanta esto de sentir esa luz de alegría. Curioso, porque hoy ha dejado de llover por aquí, también en la calle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres