Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

AMOR A LA VIDA

AMOR A LA VIDA

      A Diego y a Daniel en su primer día de vida

Teníais prisa por venir, el mundo de la luz os seducía por eso, tras tocar la aldaba de la cavernosa vida, se os abrieron los ojos repentinos con la sed del que busca el oasis de la esperanza. ¿Qué arcanos misterios se esconden en vuestras manos?... ¿qué lúcidas mariposas se multiplican en las retinas donde, recién rescatados del infinito útero, inventáis paisajes de multiplicadas auroras e interminables laberintos de gozo?... Vais a ver que aquí los días funcionan con otro ritmo, con otro latido, con otro amor. Vais a ver que aquí el silencio es un bien preciado y escaso, la caricia es, a menudo, un tesoro perdido en los temporales del miedo, del odio, del olvido. Pero, sobre todo, vais a ver como las dos columnas que os buscaron entre el grisáceo barranco del mundo van a daros alas suficientes, besos elevados, abrazos eternos como horizontes sin humo para que la vida sea ese paraíso de fructífera luz que tanto esperáis en la temprana llegada. Estamos atentos en el aliento y el llanto. Estamos gozosos ante la risa y la duda. Estamos celebrando que el mundo se hace amplio con vuestros cuatro ojos inmensos de vida como cuatro desbordantes océanos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Sacra -

¡Qué sorpresa, querida Fátima!
Cuando hay interés cualquier aprendizaje se hace plancentero... felicidades a ti por este hermoso viaje de abrazos y letras que nos sigue encontrando a través de la vida.
Besos grandes.

fatima -

Hola amiga del alma; como ves ya ando por aqui,no sabia manejar este aparato y ya ves donde me he metido.Felicidades por todo,de ahora en adelante estare mas cerca de ti.BESOS

Sacra -

Bego querida...
Sabes que mis versos no son nada sin el amor que reciben, cada día, de vuestros ojos, de vuestras manos, de vuestra luz...
Sabes que estas pocas palabras son sólo una pequeña muestra de lo que nos queda por compartir todavía.
Yo también te quiero y, como diría nuestro Miguel Hernández, también "te quiero en tu descendencia".
Cuidaros mucho, ya estoy deseando abrazaros.
Besos inmensos...

Bego -

Querida amiga: por fin he encontrado el minuto necesario para acercarme a tu pluma. Y encuentro este regalo para mis niños. El más hermoso. Mi sensibilidad está estos días demasiado a flor de piel como para expresar en pocas palabras lo que he sentido al leerlo.
Te diré sólo una cosa: te quiero. Te admiro. Por lo que escribes, por lo que eres.
Gracias.
Un beso de todos nosotros. También para Eva y para Vicente.

Sacra -

Eva:
Como te imaginas son los bebés de Begoña y Loren. (La foto no, que me la he pegado de por ahí)... Ellos son mucho más guapos, al menos conociendo a sus padres y el color de su corazón...
Besos, guapa.

Sacra -

Vicente querido,
¿te imaginas dos criaturas, como de repente, habitando las cunas y las vísceras de tu casa?...
Están orgullosísimos, es verdad, porque son una familia luchadora como ninguna... (El amor, que da espadas de luz para la turbias batallas de la vida).
Por cierto, felicidades, compañero, por ir generando admiración allá donde pones la planta de tus versos. Te lo mereces.
Abrazos inmensos...

eva -

Hola prima,
¿son los pequeñines de Begoña? Supongo que sí. Muchas felicidades para los papis y un beso muy fuerte para la mami. Bonito recuerdo tendrán de su nacimiento con estas bellas palabras que les dedicas. Besos

Vicente -

Querida amiga:
¡Qué bien escribes! ¡Qué manera de mojarnos el alma! ¡Sus padres deben estar orgullosos, por ellos y por ti.

Abrazos

Sacra -

Querida Juana:
En eso estamos...celebrando la vida de estas dos hermosas criaturas.
Besos.

Juana -

Y celebramos el misterio de la Vida con cada nuevo niño que nace.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres