Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

ME ECHO DE MENOS

ME ECHO DE MENOS

Me echo de menos cuando descuelgo el teléfono y no reconozco mi voz,

cuando me lloro sin lágrimas y me consuelo sin pañuelos planchados,

cuando desisto de las nueces y el chocolate, de la sopa de lluvia,

de los asmáticos helados de otoño a la sombra de una acacia desnuda.

Me echo de menos siempre que inauguro una duda más,

siempre que destemplo los calendarios con vacíos de noctámbulas ausencias,

siempre que me busco en los buzones  con añorada nostalgia

de matasellos agridulces que evoquen paraísos almendrados.

Me echo de menos ahora, que escribo desrimando secretos enfermizos,

ahora que rimo desescribiendo verdades de patios vecinales,

ahora que me echo a volar como cada día y, como cada día,

caigo de bruces en la soledad imprevisible de la libertad negada.

Me echo de menos cuando me busco en la vivencia de los ojos ausentes

y sólo encuentro latidos de ignorada distancia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

rosa -

Nnca pude imaginar que "echarse de menos" llegara a ser tan hermoso....
Gracias por este poema Sacra amiga.

Pedro Luis Ibáñez Lérida -

... porque de tu ausencia mi rastro se hace eco. Y cuando el milagro se hace inexpugnable a la tristeza, apareces como un frágil pero cintilante hilo de seda...

Besos de vida.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

Leti -

Yo también me suelo echar mucho de menos y eso suele ser signo evidente de que algun cambio se esta gestando dentro de mi. Luego reflexiono y vuelvo a reencontrarme y así hasta la eternidad. ¡Que hermoso! ¿no?

maalexandra -

este texto..
sencillamente me hizo llorar sin lagrimas.

precioso.

capitán garfio -

Como dice Kiko Veneno:
Lo mismo te hecho de menos,
lo mismo,
que antes te hechaba de más,
si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se Skape,
lo que más quería.....
Un beso muy grande

Laura -

Yo me hecho de menos muchas veces, y una de esas veces es hoy. Pero se que despues disfrutare de mi como nunca.

Besos

Annabel -

He disfrutado mucho leyendo este texto. Espero que los nubarrones, si siguen, si estaban realmente, se dejen llevar pronto por el viento.
¡¡Sé feliz!!

Bego -

A veces, echarse un poco de menos ayuda a buscarse con más ahínco. Y encontrar en uno mismo lo que estaba escondido en las dobleces de la ropa vieja.
Un abrazo gigante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres