Blogia
SUPERVIVENCIA EMOCIONAL

EL VERDUGO, EL TEATRO Y LA DIFICULTAD DE SER DIOS

EL VERDUGO, EL TEATRO Y LA DIFICULTAD DE SER DIOS

         A mis queridos Mao y Jairo

Señoras y señores, público asistente, críticos ausentes, amantes y vírgenes: hago constar que la tarea de verdugo, tan denostada últimamente, es una de las más difíciles e infravaloradas de las que existen en el panorama laboral. (Ya nos lo avisó San Pepe Isbert, auspiciado por la inspiración divina del supremo Luis García Berlanga.) Pero la tarea se complica mucho más si se trata de cortar los cuellos imaginarios del esfuerzo y la voluntad, de la entrega, más o menos, pasional sobre el entarimado de un teatro cualquiera. Guillotinar ese gesto fuera de contexto, inocular esa mezcla mortífera ante un soporífero guión digno del más paranoico de los dramaturgos, sentar en la silla eléctrica al vacío de las palabras que se quedan colgadas y ahorcadas por una sala pletórica de bostezos y prisa. ¿Cómo conseguir que seis ojos abanderen una sola verdad frente a esa ilusión, esa entrega, ese largo viaje de emociones y esperanza? Desde aquí quiero pediros perdón, dejadme que llore como el cocodrilo que va soltando lágrimas a la par que devora a su víctima, el cadalso ya está preparado, muchos fueron los llamados pero pocos los elegidos. ¡Qué difícil es repartir justicia! ¡Qué difícil resulta ser Dios, a veces!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Sacra -

Mil gracias, Jordi, por la tercera parte que me toca de alegría y responsabilidad. Es un gusto saber que las decisiones son aceptadas con toda su carga de razón y sinrazón.
Haces un estupendo trabajo y te lo mereces.
Bienvenido seas a esta casa de palabras que ya, también, es la tuya.
Besos para ti y el resto de 'artistazos' por hacernos tan felices.
Hasta pronto.

Wang -

No os preocupeis. Estuvisteis mas que acertados en todas las decisiones que tomasteis. Sobre todo en lo que se refiere al mejor actor principal...
Un saludo, Jordi Tamarit, mejor actor principal.
Bueno, ahora en serio. Es la primera vez que tengo la oportunidad de agradecer un premio de estas características y no quería dejar pasar la ocasión. Muchas gracias de corazón. Aunque me parece injusto viendo el impresionante trabajo de mis dos compañeros de reparto, Juan y Rafa.
Por último deciros que el mejor de los premios fue la satisfacción que sentimos el pasado 5 de Septiembre mientras estábamos actuando. Fue increible. Un beso.

Sacra -

Querido Jairo, mientras sea la guadaña la que sangre no vamos del todo mal.
Ha sido un placer asistir a este dulce aquelarre contigo.
Besos grandes.

Jairo -

Se podría decir de muchas maneras pero la tuya me parece la más acertada y te lo digo con mi guadaña todavía ensangrentada.
Besos compañera

Sacra -

Gracias a ti, Mao, la complicidad es la que nos hace superar estos tragos con otra alegría... y con unas cuantas cervezas.
¡Nos vemos dentro de un rato bajo la lluvia!

Mao -

No tengo palabras para expresar lo aquí escrito, pues las mismas están reflejadas tal cual. Gracias Sacra por mostrar el submundo de la mirada que juzga. No me siento culpable por el juicio necesario, pero sí intranquila por no poder hacer llegar a todos los rincones del alma humana, todo el valor de la verdad expuesta sobre un escenario. Aunque todo ello, la verdad, se disuelve con la complicidad. Un abrazo Sacra y Jairo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres